La variante Ómicron y los test de saliva

Hace ya un mes y medio que la variante Ómicron fue descubierta en Sudáfrica, con todos los cambios que esta ha supuesto en cuanto a incidencia de virus, síntomas en los afectados y tratamiento del Covid-19. Debido a la alta capacidad de contagio que muestra la nueva variante, el número de contagios diario en España se sitúa actualmente en torno a los 300.000, coincidiendo con el fin de las fiestas navideñas y la vuelta a las aulas y al trabajo en todo el país. Una de las consecuencias de la explosión de casos durante las últimas semanas ha sido el aumento exponencial de las ventas de test de antígenos en las farmacias, las cuales se han visto en muchas ocasiones desbordadas por la demanda y agotando sus existencias en cuestión de pocas horas o días. Se calcula que desde la puesta a la venta de este tipo de test en julio de 2021 se han vendido en España en torno a 21 millones de unidades, tanto de toma de muestra nasal como de toma de muestra de saliva, siendo ambos fundamentales en la detección rápida y fiable de casos sospechosos. Se han vendido muchas más unidades de test nasales que de saliva debido a su mayor disponibilidad, más tiempo en el mercado y menor precio, pero en los últimos días hemos conocido varios estudios que apuntan a que la variante Ómicron se detecta mucho mejor si la muestra se recoge en la boca (mediante saliva) que en los conductos nasofaríngeos. ¿Qué es lo que se sabe al respecto? A continuación, te lo contamos.

LAS PRIMERAS INVESTIGACIONES

Hace unos días, un estudio de la Universidad Cape Town de Sudáfrica concluyó que frente a la variante Ómicron los test de saliva son más fiables que los nasales, los cuales sin embargo son más efectivos para detectar la variante Delta. Esto se debería a que la nueva variante tiende más a reproducirse en la garganta y en las vías altas, lo que hace que la presencia del virus sea mayor en la cavidad bucal y se excrete mejor en la saliva. En la misma línea, el bioquímico y catedrático de la UCM José Manuel Bautista señala que “en saliva es menos variable la muestra que en el hisopo nasofaríngeo, es más homogénea y más estable”. Además, indica: “nosotros estamos viendo sus ventajas en la universidad semanalmente”.

MÁS DATOS RELEVANTES

Desde la Universidad Complutense de Madrid, el Decano de la Facultad de Biología Jesús Pérez Gil, concluyó hace unos días que en “ este caso concreto de Ómicron, se podría confirmar que se extiende más en vías respiratorias altas y menos en vías aéreas profundas” y que “la saliva se renueva frecuentemente y 7 o 10 días después de la aparición de síntomas ya no suele detectarse virus, lo que indica poca capacidad de infección”, haciendo que una prueba de test de antígenos de saliva no siga indicando como positivo a una persona que ya no está infectada de forma activa ni puede contagiar, al contrario de lo que pasa con las famosas pruebas PCR.

Relacionado con la información anteriormente expuesta, también estaría la ventana de detección del virus con la nueva variante. Sobre todo, en las personas vacunadas y/o que hayan pasado la enfermedad, los síntomas pueden aparecer antes de que se tenga la suficiente carga viral como para que lo detecten las PCR o el test de antígenos, porque en cuanto entra el virus, el cuerpo reconoce eso como una amenaza y genera una respuesta. Por lo tanto, es probable que la mejor forma de tomar la muestra sea en la cavidad bucal, que es donde se concentraría la mayor carga vírica.

VENTAJAS DE ESTE SISTEMA

Además de ser más fiable en la detección de casos tal y como parecen demostrar los estudios realizados, la toma de muestras por vía oral presenta otras ventajas respecto a la toma de muestras por vía nasal:

- Es menos molesta e invasiva
- Es más sencilla de realizar, lo que disminuye la probabilidad de hacer el test de forma incorrecta
- Evita en gran medida las posibles lesiones con el hisopo
- Es la más adecuada para los niños

En cuanto al método de extracción de la muestra, existen modelos de test que se realizan mediante la recolección de saliva en un tubito de plástico y otros modelos en los cuales la muestra se recolecta mediante un hisopo que se debe pasar, girándolo varias veces, por ambos carrillos, encías, la lengua y el paladar. Se está investigando incluso que, en los test de antígenos nasales, sería igualmente válida (y más fiable) la toma de muestras de saliva por este último método.

Países como el Reino Unido ya están pensando en la posibilidad de tomar muestras tanto en la nariz como en la boca, y aquí en España cada vez más personas optan por los test de antígenos de saliva debido a las ventajas que estos presentan. Actualmente se pueden encontrar en cada vez más farmacias de todo el país.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado January February March April May June July August September October November December