La pandemia a las puertas de la Navidad

Aumento de casos y nueva cepa

Desde la aparición el pasado 24 de noviembre de la nueva variante de Covid-19 en Sudáfrica se ha producido un aumento del nivel de alarma entre las autoridades y la población respecto a las posibles consecuencias que ésta pueda tener. Aunque la información de la que se dispone aún no es del todo concluyente, los expertos apuntan que esta nueva variante (llamada de forma oficial “Ómicron”) presentaría una mayor facilidad de contagio, si bien los síntomas o la mortandad que pueda generar parece ser la misma que otras variantes ya presentes. Es por esto que, ante el constante aumento de casos positivos a las puertas de las Navidades, mucha gente tenga temor a poderse contagiar debido a la mayor vida social y a las reuniones de amigos y familiares durante estas fechas.

A partir de aquí cobra especial importancia la observancia de las medidas de auto protección y seguridad que todos ya conocemos, como la distancia de seguridad, la mascarilla, la higiene de manos, etc., a las cuales se une un sistema de detección del virus que se ha popularizado en España desde el inicio de su comercialización: el test rápido de antígeno para autodiagnóstico para la detección del coronavirus, destinados para ser utilizados por el público en general.

Tipos de test y características

Estos test, de venta exclusiva en las farmacias de nuestro país desde julio de este mismo año, han sido de gran utilidad a la hora de detectar casos durante las vacaciones de verano y están volviendo a convertirse en imprescindibles de cara a las fiestas del mes de diciembre: son fáciles de hacer, el resultado se obtiene en 15 minutos y su precio ronda los 5-6 euros de media en cualquier farmacia. Muchas personas han confiado en ellos a la hora de irse de vacaciones, antes de una comida familiar o de una quedada entre amigos, para tener la tranquilidad de saber que no se está infectado ni se puede infectar a otros. Aun así, otras muchas personas se han mostrado reticentes a usarlos, siendo una de las mayores quejas el tener que introducirse una varilla en los orificios nasales para tomar la muestra necesaria para la prueba. Para todas esas personas, habrá sido un alivio saber que desde hace unas semanas ya se pueden adquirir test de detección rápida mediante saliva.

Este tipo de test, con una precisión global de hasta el 97%, es muy sencillo de realizar: ya sea añadiendo la muestra de saliva directamente en el bote de pruebas o mediante un hisopo que hay que introducir en la boca, se combina la saliva con un líquido reactivo, se mezcla mediante pequeñas presiones y por último se vierten 2 gotas de esta solución en un casete de prueba para conocer el resultado.

Pasados 15 minutos, podremos saber si estamos infectados o no: 2 líneas indican positivo, 1 línea de control (C) indica negativo y 1 sola línea de color (T) sin estar en combinación con la de control indica que la prueba ha sido nula. No obstante, aun siendo positivo el resultado de la prueba, habremos de poner en conocimiento de las autoridades sanitarias dicho resultado para que sea confirmado y nos den las pautas a seguir.

Este tipo de pruebas están indicadas para toda la población, siendo especialmente recomendadas para niños pequeños por su facilidad de uso y la nula invasividad del procedimiento.

Aun así, hay personas que siguen prefiriendo los test que se realizan mediante muestras recogidas con hisopo por vía nasal. Estos son totalmente seguros y poco invasivos, pero a mucha gente les causan rechazo por haber tenido malas experiencias al realizar una prueba PCR (molestias al introducir el hisopo, duración de la prueba excesiva, dolor durante la extracción…). Todos aquellos que estén dudando si estos test son molestos, desde Angelina les decimos que pueden estar tranquilos y les indicamos brevemente el procedimiento: se toman las muestras con el hisopo introduciéndolo apenas 2,5 cm en cada fosa nasal y girándolo durante unos 3-4 segundos, a continuación se deja el algodón de la varilla dentro del botecito con el líquido reactivo por espacio de 1 minuto tras haberlo girado 3-4 veces, se extrae el hisopo del botecito presionando con los dedos y por último se vierten 3 gotas en el casete de pruebas para conocer el resultado. A los 15 minutos sabremos si estamos contagiados o no, exactamente de la misma forma que en el caso de los test rápidos de saliva (1 línea C negativo, 2 líneas positivo, 1 línea de color prueba nula).

Actualmente ambos tipos de test se pueden adquirir en la mayoría de farmacias del país y en despachos farmacéuticos online debidamente autorizados.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado January February March April May June July August September October November December